¿Queremos solucionar el conflicto o vencer al contrario?

Ganar a toda costa

En España, queda mucho camino para la cultura de la negociación quizás por nuestro temperamento, porque el acceso a la justicia no es caro o porque creemos erróneamente que no existen otras fórmulas de solucionar los problemas.

Un pensamiento lineal, adversarial, bélico, y situaciones donde las emociones son difíciles de gestionar nos inclina por ceder la capacidad de solucionar algo que nos afecta a un Juez. Ceder el poder de la situación y de nuestro destino es una decisión importante.

Sin embargo, nadie mejor que quién ha creado un conflicto puede solucionarlo, aunque implique hacer concesiones a cambio de aquello que realmente queremos obtener.

En la cultura anglosajona, sin normas positivas al respecto, la cultura de la negociación está profundamente arraigada. Por la vía del pragmatismo son innumerables las situaciones que son mediadas. todo es negociable, porque hay que buscar la satisfacción antes que cualquier victoria pírrica.

El objetivo de la mediación/ conciliación privada es poner valor la capacidad negociadora de las partes con la introducción de un método que rompe la dinámica de confrontación y crispación; y canaliza la satisfacción de sus intereses hasta un acuerdo; de modo que las diferencias entre las personas no tengan que resolverse necesariamente acudiendo a los órganos judiciales.

Con la mediación y la conciliación privada/derecho colaborativo el acuerdo se puede alcanzar en tiempo récord y por muy poco coste, además nunca se pierde (el pleito). Estos acuerdos pueden ser homologados judicialmente por lo que adquieren el valor de una sentencia como si fuera resuelto por un juez.

En WoMenLaw – Abogados en Mediación, trabajamos en favor de la cultura negociadora y de la justicia sostenible en apoyo de los tribunales de justicia.

Compartir en: