Negociar con éxito. Seis estrategias para lograrlo.

Negociar con exito - manos estrechandose tras un acuerdo

Negociar con éxito es vital. Cuando hacemos negocios, no tenemos la opción de negociar o no. Todos pasamos por algún tipo de negociación cada día. La diferencia está en cómo de bien negociamos.  Las empresas usan estrategias y habilidades de negociación para motivar a los empleados, establecer presupuestos y plazos. Los empleados negocian promociones y aumentos. Los padres negocian con sus hijos, la comida, el orden y la limpieza. Y las parejas negocian cada vez que deciden cómo administrar su tiempo o finanzas.

Para negociar con éxito, estas seis estrategias de negociación pueden usarse en los negocios o en la vida en general: 

1. El proceso de negociación es continuo, no un evento individual

Los buenos resultados de negociación son el resultado de buenas relaciones interpersonales y las relaciones deben desarrollarse con el tiempo. Por eso, los buenos negociadores buscan constantemente oportunidades para mejorar la relación y fortalecer sus relaciones y contactos. En algunos casos, el resultado de la negociación se determina incluso antes de que los individuos se reúnan para discutir.

2. Piensa en positivo

Muchos negociadores se subestiman a sí mismos porque no perciben con precisión el poder que tienen dentro de sí mismos. En la mayoría de las situaciones de negociación, tienes más poder del que crees. Debes estar convencido de que la otra parte necesita lo que plantea tanto como tú quieres que la negociación sea un éxito. Además, asegúrate de que esa positividad sea visible durante la negociación. Ten en cuenta el tono de su voz y el lenguaje corporal no verbal mientras interactúas con la otra parte.

3. Prepárate

La información es crucial para la negociación. Investiga la historia, los problemas pasados ​​o cualquier punto sensible de la otra parte. Cuanto más conocimiento tengas sobre la situación de la otra parte, en mejor posición estarás para negociar. ¡La parte más importante de la preparación es la práctica! El estudio de la negociación es similar al deporte. Tienes que practicar para ejecutar bien.

4. Piensa en el mejor y el peor resultado antes de que comiencen las negociaciones

No te enfades si las cosas no salen como quieres. En estos casos, es un buen momento para reevaluar todas las posiciones y volver a retomar el contacto. En la mayoría de los casos, siempre que conozcas las expectativas más altas y bajas de lo que quiere obtener cada parte, generalmente se puede llegar a un término que satisfaga a ambas.

5. Sé articulado y genera valor

Esta es la clave, y es lo que separa a los buenos negociadores de los maestros. Cuando crees firmemente en lo que estás negociando, es más fácil conseguir los objetivos. Conviértete en un maestro en la presentación de tus pensamientos e ideas para que otros vean el valor y la legitimidad que tienen.

Un consejo sobre cómo hacerlo bien:

  • Sé directo al presentar una situación. Sé claro acerca de lo que puede suceder. Expón las posibilidades y alternativas que existen.
  • No te limites a hablar de lo que puede suceder. Analiza las consecuencias: cómo tu solución será beneficiosa para la otra parte.

6. Dar y recibir

Cuando una persona renuncia a algo o cede en parte en una negociación, hazle ver siempre que obtiene algo a cambio. Mantener un equilibrio en el intercambio de propuestas hace que ambas partes se sientan en igualdad y eso es clave para el éxito de la negociación.

En resumen, aplicando estas seis estrategias, podemos negociar con éxito en todos los ámbitos de nuestra vida en los que nos enfrentaremos a una negociación.

Compartir en: